¿PARA QUÉ SIRVE EL ARTE EN LA EMPRESA?

El arte involucra activamente tanto a las personas que lo practican como a quienes lo observan, y así constituye un instrumento ideal para fomentar:

• una imagen corporativa dinámica y sofisticada: la presencia de obras de arte contemporáneo bien elegidas demuestra compromiso de la empresa con la innovación y la cultura, además de mejorar la calidad del entorno laboral.

• la creatividad: crear una obra de arte nos hace pasar por el proceso creativo en su estado más puro; incluso al observar una obra de arte nos adentramos en su proceso de creación y ponemos en marcha nuestro pensamiento creativo, tan fundamental para el éxito empresarial.

• el diálogo: las obras de arte producen respuestas emocionales en toda persona y al observar o crear obras de arte conjuntamente nace un vivo intercambio de ideas y sentimientos.

• la relajación y la diversión: un ambiente sereno y creativo ayuda a que surjan nuevas estrategias para enfrentarse a los retos que se presentan en el día a día.

VOLVER